miércoles, 14 de septiembre de 2016

Seis Dedos. Fred Hirons


Novela de Fred Hirons (Fernando Girones Rojas) publicada en 1961 por la Editorial Rollán en su colección Extra-Oeste con el número 616. Tiene 128 páginas. Hemos leído la reedición de Editorial Andina (EASA) publicada en 1983 dentro de su colección Extra Oeste con el número 218. Tiene 96 páginas y costaba 60 pesetas.

La novela es un relato seudobiográfico acerca del forajido Cullen Montgomery Baker (1835-1869), nacido en Tennessee, pero que operó en los estados de Texas y Arkansas. Se presume que su banda mató a cientos de personas incluyendo a antiguos esclavos durante los años que siguieron a la Guerra de Secesión. Sin embargo, las cifras son probablemente incorrectas y el número se reduzca a cincuenta o sesenta. Baker fue famoso por luchar en peleas de saloon y su fiero temperamento. Durante una pelea, fue golpeado y dejado inconsciente por un hombre llamado Morgan Culp, que le golpeó en la cabeza con un tomahawk. Parece que esto calmó su temperamento durante un tiempo. También ha sido descrito como una versión temprana del pistolero, aunque su arma preferida era realmente una escopeta de doble cañón.

Hirons construye su relato alrededor de un antihéroe que en ningún momento llega a hacerse simpático al lector. El autor atribuye la personalidad violenta de Baker a una anomalía física congénita: tiene seis dedos en cada mano (rasgo que creemos inventado por el autor). Eso hace que sea marginado desde su juventud por su conciudadanos y que se le conozca como "Seis Dedos". El odio que nace en él sólo puede ser saciado con la violencia y la muerte. Al estallar la guerra civil, se une a la guerrilla confederada de William Quantrill, donde destaca por su crueldad y su eficacia como asesino. Al terminar la guerra, organiza su propia banda para seguir luchando contra los ejércitos de la Unión en los territorios de Texas y Arkansas. El arma preferida de Baker es el Colt Dragoon, un revólver que él mismo adapta a sus necesidades y que maneja con mortal precisión. Las hazañas de Baker contra las tropas de la Unión llegan a hacerse legendarias y se gana la fama de ser casi inmortal. No por ello deja de ser un personaje siniestro y cruel. Sus únicos afectos se reducen a sus padres y a su esposa, muerta por las tropas de la Unión. A pesar de esto su comportamiento hacia otras mujeres no deja de ser violento rozando el sadismo, como puede verse en el final de la novela.

La novela sorprende porque su autor elige como protagonista a un auténtico psicópata y describe de manera meticulosa y aséptica sus andanzas. La descripción de masacres y matanzas llega a hacerse algo repetitiva y el resultado nos deja perplejos. Realmente es un relato extraño y un caso aparte dentro de la novela popular habitual. A veces nos recuerda al Sender de El bandido adolescente o al Cormac MacCarthy de algunas novelas. No hemos podido averiguar nada acerca de Fernando Girones y por lo que se ve es autor de una corta obra dentro de las colecciones populares de Rollán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario