lunes, 15 de diciembre de 2014

El misterio del loro tartamudo (The Mystery of the Stuttering Parrot). Robert Arthur



El misterio del loro tartamudo (The Mystery of the Stuttering Parrot), novela escrita por Robert Arthur (1909-1969) fue publicada en 1964 y es la segunda de la serie Alfred Hitchcock y los tres investigadores. En España fue publicada por por editorial Molino en 1968 con traducción de M.L. Pol de Ramírez, tiene 174 páginas y las ilustraciones son de Edward Vebell. Fue reeditada numerosas veces.

En su segunda aventura, los Tres investigadores (Júpiter Jones, Bob Andrews y Pete Crenshaw), que viven en Rocky Beach en la costa de California, son contratados por un amigo de su mecenas, el director Alfred Hitchcock, para encontrar a su loro desaparecido. El amigo de Hitchcock se llama Walter Ventriss y es un actor especializado en Shakespeare. Por lo tanto, el loro se llama Billy Shakespeare y sólo recita el "Ser o no ser" de Hamlet, pero tartamudeando. Ventriss había comprado el loro a un buhonero mexicano hacía poco. Los chicos pronto descubren que este loro formaba parte de un grupo de siete, entrenados por su antiguo propietario para repetir un mensaje específico. El objetivo de la investigación pasa de encontrar un simple loro perdido a descubrir el secreto que se esconde detrás de esos misteriosos mensajes.
Los Tres investigadores entran en contacto con un chico mexicano llamado Carlos, cuyo tío Ramos es el que vendía a los loros. Éstos habían pertenecido a un inglés llamado John Silver, que fue huésped del tío de Carlos, a pesar de la pobreza de su vivienda. Silver murió en casa de Ramos y le encomendó a sus loros diciéndole que un hombre llamado Claudius le pagaría mil dólares por ellos. Pero Claudius tardó en llegar de Inglaterra y Ramos tuvo que vender a los loros para pagar los gastos del funeral de Silver.
Claudius en realidad es un anticuario y el antiguo jefe de Silver, y cae en la desesperación al enterarse de que los loros han sido vendidos. A continución intenta recuperarlos comprándolos o incluso robándolos. Pero Claudius no es el único interesado en los loros y sus mensajes, sino que también anda tras ellos Huganay, un francés que es un famoso ladrón de arte. Todos han llegado a la conclusión de que los mensajes son la clave para encontrar un objeto particularmente valioso.

Los chicos acaban ayudando en su empeño a Claudius y así conseguirán reunir a los siete loros, que se llaman Little Bo Peep, Billy Shakespeare, Barbanegra (en realidad un pájaro mina), Robin Hood, Sherlock Holmes, Capitán Kidd y Cara Cortada. Júpiter, Pete y Bob sacarán sus conclusiones después de escuchar los mensajes, que les conducirán a un antiguo cementerio abandonado en Melita Valley, donde tal vez esté la clave del enigma. De todas formas, Huganay y sus sicarios no cejarán en su empeño de apoderarse del misterioso objeto escondido por John Silver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario