domingo, 27 de noviembre de 2016

Río misterioso. Meadow Castle


Novela de Meadow Castle (Prado Castellanos Allentorn, 1911-?) publicada por Editorial Bruguera en 1967 dentro de la colección Kansas con el número 467. Hemos leído la reedición publicada en junio de 1981 en la colección Colorado con el número 1235. Tiene 95 páginas y costaba 90 pesetas.

Murphy Drummond, un cazador y desbravador de caballos, llega a Fargo (Dakota del Norte) justo para impedir un atraco en el Food Bank. Los bandidos se habían aprovechado de la aparición de unas  misteriosas luces de colores sobre el río Rojo para efectuar el asalto. El excéntrico propietario del banco, Spencer Food, contrata a Drummond (Mur para los amigos) para que encuentre a la banda que está robando todos los bancos de su propiedad en aquella zona del estado. Mur viaja hasta la población de Minot para vigilar el banco que tiene Food ahí y tratar de averiguar algo sobre los bandidos. Mientras tanto, trabajará como desbravador en el rancho Fagot, aunque entrar en él le costará una violenta bienvenida por parte de los vaqueros. No tardará en sentirse atraído por la propietaria del rancho, Vivian Smith. Juntos tendrán que hacer frente a los bandidos y a las misteriosas luces del cielo que aparecen sobre el Souris River y que la población considera originadas por monstruos.

Desconcertante western en que el autor mezcla las bromas con las veras, con el problema de que su sentido del humor a veces se nos escapa o es grotesco. Deriva bastantes veces en la verborrea con episodios que no aportan nada y son simple relleno. El resultado para el lector es necesariamente frustrante.

jueves, 24 de noviembre de 2016

La gente terrible (The Terrible People). Edgar Wallace



Novela de Edgar Wallace (1875-1932) publicada en 1926. La novela fue publicada en España por M. Aguilar en 1932 dentro de la colección Detective con traducción de F. Ossorio.

El detective Arnold Long, El Apostador, fiel a su pasión por el juego, apuesta una vez más: en tres meses detendrá a Clay Shelton, un falsificador que trae de cabeza a la policía. Long gana de nuevo, pero cuando van a ejecutar a Shelton, que durante su detención ha matado a un agente, el falsificador le dice al protagonista que la Mano del Patíbulo le vengará. Long ignora la amenaza de Shelton, pero poco a poco empieza a morir todo aquel relacionado con su condena: el juez, el fiscal, el verdugo... Arnold no cree en lo sobrenatural y con su sagaz inteligencia descubre que detrás de todos esos "accidentes" se esconde un grupo de personas que él bautiza como: "La Gente Terrible".

La novela es un ejemplo de la fórmula clásica de Wallace. Aquí figuran todos los ingredientes: una chica de veintitantos años en peligro, amenazada con un matrimonio forzado o algo peor; el financiero con un misterioso pasado; un genio criminal con pleno dominio sobre sus secuaces; el héroe despreocupado que se ríe ante la muerte y traza sus planes en el último minuto; joyas siniestras y mensajes en clave. Incluso tenemos un misterio de habitación cerrada y personajes travestidos para más confusión.

Y sin embargo, como en la mayor parte de los libros de Wallace, la cosa funciona. El policía millonario, Apostador Long, rescata a la bella secretaria, Nora Sanders, de algunos narcóticos y secuestros. La chica mala que se vuelve buena es salvada de una vida en el crimen; sus asociados tienen el destino apropiado. El misterio de la habitación cerrada es resuelto. En fin, varias horas de entretenimiento placentero y tranquilizador por cortesía del maestro Wallace. De todas formas, al lector le queda la sensación de que esperaba algo más porque el libro se acerca peligrosamente a lo rutinario.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Un sobre en blanco. María Adela Durango


Novela de María Adela Durango (Madrid, 1916-?) publicada en mayo de 1969 por Editorial Bruguera dentro de su colección Madreperla con el número 1069. Tiene 127 páginas y costaba 9 pesetas. La ilustración de cubierta es de Juan Pifarré.

Antonio Rovira, un joven y acaudalado empresario, busca un tiempo de retiro en su chalet de la Costa Brava para dedicarse al submarinismo y descansar. Al poco tiempo empieza a recibir unos misteriosos sobres en blanco que contienen pequeñas muestras del fondo del mar. Al mismo tiempo, su amigo Tomás Linton le presenta a dos chicas: Carol y Eva. Los tres pertenecen a un llamado Club de Solteros. Carol Disart es una chica algo peculiar, incluso agresiva con Antonio y su imagen de rico empresario. Pronto Antonio se siente atraído por Carol y Tomás por Eva. Antonio le pide matrimonio a Carol y ésta acepta, pero las intenciones de la chica no son tan claras. En realidad, Carol es una experta submarinista y ha sido la que enviaba los sobres a Antonio para causarle desasosiego. El padre de Carol murió ahogado en el mar y su familia se arruinó. Ella atribuye estas desgracias a Antonio y al aceptar casarse con él piensa convertir su vida en un infierno. A la vez, ella y su madre disfrutarán de la buena vida que les proporcione la fortuna del joven. Pero Carol no tiene en cuenta que acabará enamorándose de Antonio.

Aceptable novela de María Adela Durango, aunque denota que fue escrita con precipitación, incluso a veces parece dictada. El argumento está traído por los pelos pero la autora logra meter al lector dentro de la trama, por increíble que ésta parezca. El final, que no desvelaremos, puede ser tomado como una broma y sólo puede ser aceptado por el lector si éste hace suspensión de la incredulidad. La novela contiene muchas localizaciones catalanas.

viernes, 11 de noviembre de 2016

La muerte no perdona. Alf Regaldie


Novela de Alf Regaldie (Alfonso Arizmendi Regaldie, 1911-2004) publicada por Editorial Brugura en su colección Bravo Oeste  con el número 366 en enero de 1968. Tiene 127 páginas y costaba 9 pesetas. La ilustración de la cubierta es de Jorge Núñez.

King Lodge, un joven vaquero, persigue al bandido que mató a su padre en un atraco. Así llega a la población de Rodeo en Arizona. El cacique local, Jacob Winter, posee un saloon dirigido por su amante Joan Gray y donde trabaja una chica inteligente y rápida de reacciones, Betsy Diamond. El comportamiento de Winter con las dos es inadmisible y King se encarga de defenderlas. Ante la reacción desmedida de Winter, las dos mujeres se unen a King para montar un saloon propio que el joven se encargará de proteger de los esbirros de Winter. Pero en realidad, King está investigando las fechorías de una banda de atracadores de bancos dirigida por un misterioso pelirrojo. La banda es conocida por la violencia que usa en sus atracos. King y Betsy se enamoran y ambos descubrirán quién está detrás de la banda.

Aceptable aunque rutinaria novela de Alf Regaldie, algo morosa en su primera parte y con un argumento cercano a la novela negra. 

martes, 8 de noviembre de 2016

Las canteras de Wyoming. Marcial Lafuente Estefanía


Novela de Marcial Lafuente Estefanía publicada por Editorial Bruguera en septiembre de 1977 dentro de la colección Centauro con el número 431. Tiene 96 páginas y costaba 25 pesetas. La ilustración de cubierta es de Jorge Sampere.

El granjero Bill Iowa y su amigo Monty se las tienen que ver con Randolph Bloomfield, un magnate del ganado de Cheyenne (Wyoming). El deseo de Bloomfield y su hijo Gregory es acabar con los granjeros para que sus tierras sirvan como pasto para el ganado. Las cosas se complican más cuando Bill se enamora de Savannah, la hija de Bloomfield, al mismo tiempo que el sádico Gregory lo hace de Loretta, la hermana de Bill. Éste, Savannah y Monty tendrán tendrán que hacer frente a todo tipo de complicaciones, incluso que los dos amigos tengan que ir a presidio, acusados de un crimen que no han cometido. Allí tendrán que realizar trabajos forzados en las canteras de Wyoming, un siniestro lugar donde más de un prisionero ha aparecido muerto. Por otra parte, Bloomfield parece estar detrás de una amplia red de cuatreros junto con un empresario de saloons, Thomas Bristol.

Una novela de don Marcial bastante mejor cuidada que la media en cuanto a la corrección sintáctica. La acción se mueve generalmente dentro de una lógica, aunque no pueden dejar de faltar esos momentos en que el lector deber recurrir a la suspensión de la credulidad. La denuncia de la violencia de género y ligeras insinuaciones eróticas, algo muy raro en este autor, hacen que esta novela sea un claro producto de su época (1977).